Educación Financiera Básica

Financial Literacy

¿Piensa usted que puede pasar una prueba básica de educación financiera? Según las estadísticas, 1 de cada 3 personas en Estados Unidos que lea este artículo no pasaría la prueba. ¿No me cree? Concédase una oportunidad y hágame saber en los comentarios cómo va. Entonces, ¿qué nos dice esto acerca de nuestro nivel de cultura financiera? La educación financiera debe ser enseñada desde muy temprana edad y sin embargo, sólo 5 de los 50 estados de Estados Unidos requiere que los estudiantes de secundaria tomen clases de finanzas.

Aquí esta la prueba (en Inglés).

State Rankings Financial Literacy                Fuente: Centro para la educación financiera en el Colegio Champlain

Resulta que el estado de Utah ocupa el más alto entre todos los estados; requiere que todos los estudiantes de la escuela tomen un curso de educación financiera semestral y una evaluación para saber lo que los estudiantes aprenden en el curso. Sucede que oí a un estudiante de la Escuela Secundaria de Utah hablando de este curso de educación financiera y salté en la conversación. Pregunté por la exigencia y confirmó que los estudiantes tuvieron que tomar el curso semestral y la evaluación. Cuando indagué acerca de la evaluación, dijo que fue una estupidez. Hicieron preguntas como: “usted tiene $400, ¿qué va a hacer con estos, gastarlo o ahorrarlos?” Usted puede estar pensando que las preguntas de la evaluación son casi retóricas y que no era necesario tomar el curso para conocer las respuestas. Si Utah es el estándar de oro, este niño de Utah parecía pensar que el sistema nos está fallando.

Si Utah es el estándar de oro para los EE.UU., ¿Cuál es el estándar de oro para el mundo? De acuerdo con los conocimientos financieros de la Encuesta de S & P Global FinLit en EE.UU. se encuentra entre la parte superior en el mundo pero Canadá viene en primer lugar con el 68% de la población adulta con conocimientos financieros (también Israel tiene el 68% de la población que tienen conocimientos financieros (no se muestra)). En todo el mundo sólo el 33% o 1/3 de la población adulta tiene cultura financiera. Con un número tan asombrosamente bajo de la educación financiera en todo el mundo, ¿qué estamos haciendo en nuestros círculos de influencia para resolver el problema? No se olvide, estos son los números de formación financiera básica, tenga miedo de cuál serían los datos si elevamos el estándar de “educación financiera intermedia”.

Variation of financial literacy around the world

Fuente: S & P Global Survey FinLit

Esta no es la primera vez que hemos discutido este tema en este blog y sin duda no será la última. Podemos decir que es responsabilidad de los padres enseñar a los niños sus conocimientos financieros, pero tendríamos razón de justificar la enseñanza en el hogar y el abandono del gobierno de las escuelas públicas. La educación financiera es un derecho humano básico. La educación financiera debe ser una parte de los sistemas básicos de educación pública en todo el mundo. No es suficiente argumentar que si nos centramos más en la educación financiera en nuestras escuelas, alguna otra parte del núcleo educativo tendrá que ser descuidado. Somos rápidos para poner excusas porque somos lentos para el cambio. El cambio es la nueva constante. El cambio es tan constante que nos detenemos al darnos cuenta de lo mucho que las cosas están cambiando, y sin embargo, nuestros sistemas escolares y programas de estudio se estancan. Hable con el director de su escuela, escriba a su senador, haga algo. Sea un agente de cambio. Si no estamos dispuestos a luchar por el cambio, el cambio nos lo encontraremos, y vendrá en forma de pobreza y la exclusión.

Paul Proctor

Advertisements

Basic Financial Literacy

Financial Literacy

Do you think that you can pass a basic financial literacy test?  By the numbers, 1 in 3 of those reading this post in the United States would not pass the test.  Don’t believe me? Give it a shot and let me know in the comments how you fare.  So what does this say about our level of financial literacy?   Financial literacy should be taught from an early age and yet only 5 of the 50 U.S. states require High School students to take a class about money.

Here is the quiz.

State Rankings Financial Literacy
Source:  The Center for Financial Literacy at Champlain College

Turns out the state of Utah ranks the highest among all states; requiring all High School students to take a semester long financial education course and an assessment to evaluate what students learn from the course.  Just so happens that I overheard a Utah High School student talking about this financial education course and I jumped into the conversation.  I asked about the requirement and he confirmed that students had to take the semester long course and the assessment.  When I probed about the assessment he said that “It was stupid.  They asked questions like, you have $400 what are you going to do with it, spend it or save it?”  In case you are wondering, he thought that the assessment questions were almost rhetorical and that you didn’t need to take the course to know the answers.  If Utah is the gold standard, this Utah child seemed to think that the standard is failing him and others.

If Utah is the gold standard for the U.S., who is the gold standard for the world?  According to the S&P Global FinLit Survey U.S. financial literacy is among the top in the World but Canada comes in first with 68% of the adult population financially literate (also Israel is 68% literate (not shown)).  Worldwide only 33% or 1/3 of the adult population is financially literate.  With such staggeringly low numbers of financial literacy around the world, what are we doing in our circles of influence to solve the problem?  Don’t forget, these are the numbers for basic financial literacy, be fearful of what the numbers would look like if we raised the standard to “intermediate financial literacy.”

Variation of financial literacy around the world
     Source:  S&P Global FinLit Survey

This isn’t the first time that we have discussed this issue on this blog and it most certainly won’t be the last.  We can call it a parent’s responsibility to teach their children financial literacy but that rationale would justify home schooling and government abandonment of public schools.  Financial literacy is a basic human right.  Financial literacy should be a part of the core public education systems around the world.  It is not enough to argue that if we focus more on financial literacy in our schools that some other part of the educational core will have to be neglected.  We are quick to make excuses because we are slow to change.  Change is the new constant.  Change is so constant that we stop realizing how much things are changing, and yet our school systems and curriculums stagnate. Talk to your school principal, write your Senator, do something.  Be an agent for change.  If we are not willing to stand up for change, change will find us, and it will come wearing the face of poverty and exclusion.

Paul Proctor

 

Motivarse a Aprender

Motivation

“El esfuerzo sólo existe cuando hay un conflicto de intereses en la mente.” William James, Principios de psicología

Hemos estado pensando mucho últimamente sobre cómo motivar a la gente a aprender. La razón de esto es que como sabemos, la educación financiera no es un tema del que una persona común se despierte pensando: “Voy leer hoy sobre los instrumentos de ahorro de alto rendimiento.” La educación financiera es un tema seco, pero es un tema importante.

Si usted está en una misión para ayudar a otros a llegar a ser financieramente seguros, ¿cómo incitar un deseo para aprender sobre ello? Un colaborador y comercializador de Forbes, Sujan Patel, dice que hay tres elementos principales de disuasión para estar motivado a hacer algo; en este caso, para el dominio de la educación financiera. El primer elemento de disuasión es la noción de que “tenemos que” hacer algo. Todos hemos estado allí, vemos la montaña de platos en el mostrador y que no va a lavarse. “Tenemos que” lavar los platos. Esta tarea bastante trivial hincha libremente en nuestra mente. Cuando era adolescente, la elección de centrarme simplemente en un plato a la vez, minimizó la tarea y mi percepción de lavar los platos cambió. En vez de mirar los platos como un “tengo que”, yo “escogí” diseccionar la tarea. El cambio mental fue suficiente y, aunque todavía tengo que recordármelo a mí mismo, lavar los platos ha sido más fácil desde entonces.

El segundo elemento de disuasión en el artículo Sujan Patel es pensar que “no sentimos razón en algo.” Si usted tiene niños, conoce esto perfectamente. Llega a casa del trabajo, cena con la familia, y durante unos minutos antes de la hora de dormir la casa necesita un poco de limpieza. Se asigna a uno de sus hijos la sala de estar. ¿Qué objeción hay? “Ninguna de estas cosas es mía, esto es de mamá o papá o de cualquier otra persona.” Los esfuerzos del niño están paralizados porque crean un dilema moral en sus mentes; simplemente no se justifica su responsabilidad por los crímenes de otro contra la limpieza. La solución es un reajuste del punto de vista de la tarea. Entendiendo que papá está limpiando el cuarto de juguetes, que ninguno de los juguetes son suyos, y todos los miembros de la familia colaboran en la limpieza de unos y otros. Esto permite una salida del dilema moral mental diseñado.

El último elemento de disuasión surge al pensar, “No puedo hacer esto.” En otras palabras, no nos sentimos a la altura de la tarea. Su jefe le pide que realice un compromiso de hablar en público y usted detesta hablar en público. No puede hacerlo. Espere, ¿realmente no puede hacerlo? Ya que muchos temen hablar en público más que a la muerte, vamos a usar otro ejemplo. Su jefe le dice que le permite construir un cohete que llevará al espacio exterior. A menos que usted sea un ingeniero aeroespacial, probablemente pensará que realmente no puede construir un cohete. En lugar de pensar en lo que no podemos hacer, si reconoce que son nuestros esfuerzos los que crean la excelencia. Empecemos a pensar acerca de cómo se puede lograr la tarea. Si está interesado, YouTube le puede enseñar cómo construir un cohete o al menos conectar con un proyecto de código abierto para construir un cohete.

Ahora tenemos una idea general de los obstáculos para el aprendizaje y la reformulación mental utilizada para superar esos obstáculos, y tal vez eso es suficiente para motivar a algunos, pero ¿cómo llevar el de aprendizaje al “mercado”? El investigador y autor Annie Murphy Paul ha pasado algún tiempo en esta línea de pensamiento. Se sugiere comenzar con una pregunta en lugar de la respuesta. Estupendo. Es bastante fácil, “¿Cómo animamos a la inclusión financiera y la seguridad financiera para todos?” Esta es una pregunta enorme. Hace sólo unos pocos años más de la mitad de la población mundial vivía con menos de 2.50 $ por día. Más del 80% del mercado mundial estaba viviendo con menos de  10$ por día. Entre los privilegiados, el 20% vive con más de 10$  por día. Deberíamos pensar en la solución de la pobreza en el mundo, esto es la responsabilidad social. La solución de este problema comienza por nosotros mismos, pero de inmediato se produce una transición a la solución para los demás. Comenzamos con la pregunta: “¿cómo animar a la inclusión financiera y la seguridad financiera para todos?” Esa es una pregunta retórica, todos hemos visto algo similar a eso antes, ¿verdad?

Annie Murphy Paul hace algunas otras sugerencias que pueden ayudar a controlar nuestros pensamientos para motivar a otros a aprender los conocimientos financieros. Dice que hay que relacionar el aprendizaje abstracto a situaciones concretas (referirse de nuevo al post “No es el Taladro lo Que Quiere Usted, es el Agujero”), el proceso de aprendizaje social, y “profundizar” en la materia. Nunca hemos tenido mejores herramientas para hacer un proceso de aprendizaje social. En aras de poner adelante un ejemplo, acabo de ir a través de mi feed de Facebook. En orden de aparición esto es lo que he aprendido:

  1. Jennifer Aniston dice: “La objetivación y el escrutinio que ponemos las mujeres es absurdo e inquietante.” Un amigo mío de  Facebook comenta que las acciones de Aniston hablan más que las palabras citando que la revista Photoshop contribuye a la objetivación mencionada.
  2. Bernie Sanders fue la última oportunidad de tener un presidente representativo de acuerdo con un amigo de Facebook.
  3. El apuñalamiento en Japón deja 19 muertos y 45 heridos. Un amigo de Facebook se burla de la argumentación de control de armas diciendo que los gobiernos deben hacer un “control de cuchillos.”
  4. Vídeo sobre cómo cocinar sopa de tomate fresco.
  5. Vídeo sobre cómo llevar las decisiones de espagueti al siguiente nivel.

Debo decir que no estoy haciendo ningún endoso moral, político, o de la cocina aquí, simplemente estoy citando los mensajes más recientes relacionados con el aprendizaje de mi feed. Mi punto de vista es que las herramientas para hacer un movimiento social para la educación financiera están presentes, y literalmente en nuestras manos. Podemos compartir prácticamente todo lo que deseamos a través de las redes sociales en la actualidad.

Con el fin de “profundizar” como Annie Murphy Paul sugiere, en primer lugar hay que sumergirse a través de la superficie. Este concepto es importante una vez que tengamos la atención de nuestro mercado objetivo, pero no resuelve el problema de motivar a otros para conseguir el tema de la educación financiera. ¿Cómo podemos llevar al “mercado” este mensaje de la cultura financiera?

Sobre la base de una conversación que tuve con un vendedor consumado recientemente, dijo que pensaba que la educación financiera es algo que la gente no sabe que necesita. En un caso como éste lo mejor es hacer una comparación con un producto que ya se utiliza, por ejemplo, comparando el dinero digital con dinero en efectivo, o stevia con azúcar. Sabemos que la gente agrega más valor a la sociedad y sus comunidades cuando se educan. Hay una buena cantidad de información que apoya esta noción, vamos a utilizar la medida de valor más miope y probablemente menos importante: los ingresos por nivel de educación, veamos a continuación.

 

income by education

(Tabla por Baum, Ma, Payea, Collegeboard.org)

Del mismo modo que los aumentos de educación mejoran la capacidad de obtener ingresos, la educación financiera aumenta su capacidad para conservar lo que ha ganado.

Vamos a dejar este post como un elemento abierto. Es evidente que no hemos explorado el tema lo suficiente como para extraer conclusiones significativas. Por favor, comente y comparta sus ideas sobre la mejor manera de incitar el deseo de convertirse en una cultura financiera.

Paul Proctor